¿Quién paga los daños del coche si no tengo la culpa del accidente?

por | Abr, 2015 | Descubrir el seguro | 115 Comentarios

Quien paga los daños
Has tenido un golpe con el coche y lo primero que haces es bajarte y comprobar que daños se ha hecho. Al mismo tiempo, empiezas a pensar, ¿Y ahora quien paga los daños si no he tenido la culpa?

Después, si viajamos acompañados, nos ocupamos de comprobar si alguno de los ocupantes ha resultado herido. Te resultará extraño pero es nuestra forma habitual de actuar.

En esta ocasión has tenido suerte y solo son daños materiales, algunas abolladuras en la chapa que con un poco de martillo, masilla y pintura está reparado en unos días.

Lo peor del accidente es si has tenido la culpa, porque has podido hacerle un agujero a la economía familiar y, además, podrás dejar aquí la lectura del artículo.

Y si no eres culpable, puedes tener algún que otro quebradero de cabeza hasta ver reparados los daños o pagado el importe de la reparación.

En este artículo vas a descubrir cómo se gestiona y quién paga los daños del coche. Con él vas a saber cómo funcionan los convenios de indemnización entre aseguradoras.

1. ¿Quién paga los daños del coche en un accidente?

Comencemos con la situación más sencilla: en el accidente no ha intervenido ningún otro vehículo por lo que te toca a ti reparar los daños o a tu compañía de seguros si tienes una póliza “a todo riesgo”.

Si el accidente lo has tenido contra otro vehículo, la reclamación y el pago de los daños se tramitarán por los llamados convenios de indemnización directa. Están suscritos por las aseguradoras y tiene la finalidad de gestionar de una forma más eficaz la reparación de los daños. Son conocidos en el sector por sus abreviaturas: CIDE y ASCIDE.

1.1 Que es el convenio CIDE

Se trata del primer convenio que se firmó allá por los años 90. Para que se pueda aplicar es necesario que se cumplan una serie de requisitos:

  • Haber rellenado la declaración amistosa de accidente (DAA)
  • Que haya sido firmada por ambos conductores.
  • Que se pueda determinar claramente de quien es la culpa del accidente. Hace falta una correcta descripción de las causas marcando las casillas de la declaración. Poder deducirlo a través del croquis, las observaciones o apoyándose en la ubicación de los daños.

Para rellenar bien la declaración amistosa, no puedes perderte este artículo: 7 Consejos para rellenar la declaración amistosa de accidente. Tienes toda la información que necesitas.

1.2 Para qué sirve el convenio ASCIDE

{
El convenio ASCIDE, suplementario al CIDE,  se pone en funcionamiento cuando no se cumple alguno de los requisitos exigidos en en este último.

La tramitación del siniestro es similar a la del convenio CIDE y la diferencia fundamental está en los tiempos de respuesta para los diálogos entre compañías.

Una vez declarado el accidente y entregada la declaración amistosa a tu compañía le pueden suceder 3 cosas:

1.2.1 Eres culpable del accidente

Tu aseguradora (deudora) esperará la reclamación de la compañía del perjudicado por el tiempo de un año.

1.2.2 No eres culpable

Tu compañía lanzará informáticamente la reclamación a la del responsable. Si los datos enviados coinciden con el siniestro registrado por esta, automáticamente la aceptará. A partir de ese momento será tu compañía (acreedora) quien se ocupe del arreglo de los daños del coche o de indemnizarte en caso de siniestro total.

Si los datos no coinciden, se entablarán una serie de diálogos entre ambas aseguradoras hasta concluir formalizando la posición de cada una en relación al convenio: deudora acreedora.

Consigue gratis esta guía

Únete a la primera comunidad sobre el mundo del seguro y consigue los mejores consejos, trucos y recursos creados especialmente para hacerte la vida más fácil.

1.2.3 No se puede determinar que conductor es culpable

Cuando existe disparidad de versiones, los convenios debidamente regulados incluyen en su reglamento una tabla de culpabilidad cuyo origen está en las normas de circulacióny una serie de normas subsidiarias que ayudaran a determinar la posición deudora o acreedora que ocupará cada una de las aseguradoras.

Si no fuese posible establecer que posición ocupa cada una, darán de baja el convenio. A partir de ahí la iniciativa pasa al asegurado quien tendrá que decidir si continua reclamando por sus medios.

2. Qué pasa si las compañías no se ponen de acuerdo

No debes confundir la posición que tiene la compañía en el siniestro con la responsabilidad del accidente. Generalmente coinciden, pero se dan circunstancias que hacen que no siempre ocurra, y en ese caso, puede que pases un calvario aunque no seas culpable, hasta conseguir que te paguen los daños sufridos.

Algunos motivos que llevan a esta situación tienen que ver con no rellenar la declaración amistosa de accidente. También cuando se hace de forma incompleta o no la firman ambos conductores. Estos hechos pueden dar lugar a que las versiones facilitadas a las aseguradoras sean contradictorias.

Cuando esto pasa, la compañía que debía ser deudora puede pasar a ser acreedora y en ese caso atenderá los daños de los que ha podido ser responsable su asegurado. El contrario, tendrá que gastarse en los suyos para reclamarlos posteriormente, en ese caso, judicialmente.

3. Que hago si no estoy de acuerdo con la resolución

Las aseguradoras tienen fijada la posición que les corresponde en el accidente según el convenio, pero tu no estas de acuerdo y no respaldas la decisión adoptada por tu compañía.  ¿Qué puedes hacer si te ocurre?

Habitualmente son dos los motivos que provocan el desacuerdo con tu aseguradora:

3.1 No te consideras culpable del accidente

Este primer motivo suele estar relacionado con que la declaración amistosa de accidente está mal cumplimentada y el convenio sitúa a tu compañía como deudora.

En estos casos, la compañía del presunto responsable atenderá sus daños y tu compañía pagará según el convenio.

A ti solo te queda un largo camino si quieres reclamar los daños. De hacerlo, tendrás que demandar judicialmente al contrario y a su compañía.

Pero antes, tu aseguradora intentará convencerte que no merece la pena: los daños son escasos, la declaración te inculpa, no hay testigos fiables …

Si persistes te dirán que busques un abogado para que reclame en tu nombre. A cambio ofrecerán reintegrarte su minuta hasta el límite del capital que tengas contratado en la garantía de protección jurídica y siempre que obtengas una resolución favorable.

Y entonces, empiezas a pensar que quizá no sea tan buena idea seguir adelante. Al final descubres que, en esta ocasión quien paga los daños del coche eres tú.

3.2 Declaran el coche pérdida total

También puede ocurrir que el desacuerdo surja porque tu compañía, que es la que te tiene que reparar los daños según el convenio, declare el vehículo siniestro total y la indemnización que te ofrece es inferior a la que crees que te corresponde.

Como solo puedes reclamar al responsable del accidente lo más probable es que termines en el juzgado. Pero antes deberías leer este artículo para saber ¿Qué puedes hacer si declaran siniestro total tu coche?

¿Necesitas ayuda?

Has llegado a un punto en el que no encuentras una salida a tu problema con el seguro. Aquí vas a encontrar ayuda especializada, solo tienes que pedirla.

4. Una caja de compensación entre aseguradoras

Para la gestión de los siniestros sujetos a estos convenios las aseguradoras han creado una caja de compensación. Cada mes se casan los saldos deudores y acreedores de cada una compensándose entre sí. Se trata de un sistema completamente informatizado (CICOS) regulado por un Reglamento que facilita una gestión más eficaz y simplificada para resolver los daños materiales del siniestro.

A estos convenios se han adherido la práctica totalidad de las aseguradoras que venden seguros de automóvil en España.

Los convenios establecen que la compañía que resulta deudora compensará a la otra con el llamado “coste medio sectorial”, un importe fijo establecido cada año. Actualmente la compensación está fijada en 882 euros.

La que resulte acreedora se tendrá que hacer cargo de reparar los daños de su asegurado sea cual sea el importe, da igual que sean 100 euros o 10.000 euros.

El reglamento que regula los convenios prevé sanciones en determinados casos pudiendo llegar a duplicar el coste del módulo compensatorio.

5. Conclusión

Por medio de estos convenios se resuelven más del 70% de los siniestros con daños materiales.

Tienes muchas probabilidades que tu caso se resuelva rápidamente, sino te olvidas de rellenar correctamente la declaración amistosa.

También puede pasar que sin quererlo te encuentres con los daños reparados siendo responsable del accidente. O darse la situación contraria, donde la solución tendrás que buscarla en un juzgado.

Has conocido como funcionan los convenios entre aseguradoras, también quien paga los daños del coche y como te pueden dejar con el culo al aire si no estás espabilado.

Cuéntanos tu experiencia contestado la pregunta en los comentarios. Aprendemos todos

¿Has tenido algún accidente donde siendo inocente no te hayan reparado los daños?

 

Suscríbete a la Newsletter

Contenidos

Imagen de uno de los recursos gratis

SUSCRÍBETE AHORA Y CONSIGUE GRATIS ESTA GUÍA

¡Además estarás al tanto de todo lo que se publique en el blog, con contenidos y promociones especiales para suscriptores!


He leído y acepto la política de privacidad

 

You have Successfully Subscribed!

Mujer antes un portátil.

¿QUIERES HACER UNA CONSULTA AHORA?

Suscríbete, consigue acceso inmediato al formulario de consulta.



He leído y acepto la política de privacidad *

You have Successfully Subscribed!

Solucionando un error de registro al suscriibirse

¿QUIERES HACER UNA CONSULTA AHORA?

Suscríbete, consigue acceso inmediato al formulario de consulta


He leído y acepto la política de privacidad *

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This