¿De quién es la responsabilidad en un accidente de tráfico?

por | Nov, 2015 | Descubrir el seguro | 31 Comentarios

¿Sabrías identificar de quien es la responsabilidad en un accidente de tráfico?

Seguramente sí.

Y si te dijese que en determinados casos puede haber más de un culpable, ¿Qué pensarías?

Pues de eso va este artículo, de saber cuándo la responsabilidad de un accidente puede ser compartida.

El conductor que lo causa debe responder por los daños causados tanto a las víctimas como por los desperfectos a los bienes.

Llevándolo al terreno de la reparación del daño, si hay más de un culpable… ¿Por qué no vas a tener derecho a ser indemnizado, aunque seas uno de ellos?

¿Quieres saber por qué?

Pues adelante, vamos al lío.

Empecemos por el principio. Por saber que dice el artículo 1.1 del RDL 8/2004 por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, el cual establece:

El conductor de vehículos a motor es responsable, en virtud del riesgo creado por la conducción de estos, de los daños causados a las personas o en los bienes con motivo de la circulación.

En el caso de daños a las personas, de esta responsabilidad sólo quedará exonerado cuando pruebe que los daños fueron debidos a la culpa exclusiva del perjudicado o a fuerza mayor extraña a la conducción o al funcionamiento del vehículo; no se considerarán casos de fuerza mayor los defectos del vehículo ni la rotura o fallo de alguna de sus piezas o mecanismos.

En el caso de daños en los bienes, el conductor responderá frente a terceros cuando resulte civilmente responsable según lo establecido en los artículos 1.902 y siguientes del Código Civil, artículos 109 y siguientes del Código Penal, y según lo dispuesto en esta Ley.

Como puedes ver en su primer párrafo habla de la responsabilidad en virtud del riesgo creado por la conducción del vehículo para después según cuales sean los daños determinar el alcance de la responsabilidad.

Puede que esto te resulte llamativo y difícil de entender. Voy a tratar de explicártelo de una forma sencilla, empezando por los daños a las personas

1. La responsabilidad en los daños a las personas

Cuando hablamos de responsabilidad en los daños a las personas por un accidente de tráfico, hablamos de responsabilidad objetiva.

El conductor del vehículo será responsable de los daños siempre que no pruebe que fueron debidos a la culpa exclusiva del perjudicado o a la fuerza mayor ajena a la conducción o al funcionamiento del vehículo.

La mejor forma de comprenderlo es con algún ejemplo referido a cada una de estas causas exoneradoras de responsabilidad.

Supongamos que se produce una colisión en un cruce regulado por semáforos. Ambos conductores resultan lesionados y ninguno de ellos ha podido probar que el otro rebaso el semáforo en rojo. La falta de prueba de la participación causal de los conductores hace que cada uno deba responder del daño causado al otro. Pero además también lo hará del total de los daños causados a las personas del otro vehículo.

Como ves la responsabilidad deriva del riesgo creado por la conducción y no exclusivamente de la causa eficiente que provoca el accidente.

¿Has oído hablar alguna vez de la fuerza mayor?

Pues es el segundo motivo de exoneración de responsabilidad en un accidente de tráfico.

Se define como un acontecimiento externo al riesgo de la conducción, ajeno a la voluntad del conductor y constituye un hecho imprevisible. Un ejemplo de fuerza mayor: los daños sufridos por los ocupantes de un vehículo a consecuencia de un terremoto.

El reventón de un neumático o el fallo en el sistema de frenos por una avería mecánica que la pérdida del control no se consideran eximente de fuerza mayor, por tanto en estos casos la responsabilidad recaerá sobre el conductor del vehículo.

2. ¿En los daños a los bienes la responsabilidad es diferente?

Pues vamos a verlo.

El párrafo tercero del artículo 1.1 del RDL 8/2004 nos lleva hasta el artículo 1.902 del Código Civil que dice…

El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado” 

Según esto, la responsabilidad pasa a ser subjetiva desde el momento que viene determinada por la culpa o negligencia. Saltarse un stop, un ceda el paso, cambiar de carril sin cerciorarse que se puede hacer o conducir distraído, es motivo de culpa. Por tanto será el conductor causante quien deba reparar el daño.

Pueden darse casos en los que la responsabilidad sea compartida entre los conductores implicados en el accidente, en ese caso será moderada según el grado de culpa que se pueda atribuir a cada uno de ellos.

3. ¿Qué responsabilidad tiene el propietario del vehículo?

Hasta ahora solo hemos hablado de la responsabilidad del conductor. Pero… ¿qué pasa con la del propietario del vehículo cuando no es el conductor?

Si pensabas que no iba contigo porque no eras el conductor, te aconsejo que no dejes de leer ahora.

Porque el propietario del vehículo causante de un accidente responderá de los daños a las personas y los bienes ocasionados por el conductor.

¿Siempre es así?

No, cuando esté vinculado con este por alguna de las relaciones establecidas en el art. 1903 y siguientes del Código Civil. Entre estas relaciones están las de los padres con hijos menores que estén bajo su guarda, los tutores de menores o incapacitados que estén bajo su autoridad y habiten en su compañía o los dueños y directores de empresa respecto de los daños causados por sus empleados en el desempeño de sus funciones.

Cuando se dé alguna de estas situaciones, será el propietario no conductor quien deberá responder de los daños causados.

Del mismo modo, lo tendrá que hacer cuando el vehículo carezca de seguro. En este caso, la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación lo deja muy claro, el propietario no conductor de un vehículo sin el seguro de suscripción obligatoria responderá civilmente con el conductor del mismo de los daños a las personas y en los bienes ocasionados por éste, salvo que pruebe que el vehículo le fue sustraído.

Conclusión

Sabías que en todo accidente siempre hay un culpable, pero quizás desconocías que dependiendo de las consecuencias pudiese haber más de un responsable.

Esto pasa si los daños causados son personales y no puedes probar que la culpa del accidente es exclusiva de quien los sufre. Pero esto, también te abre la puerta para ser tu quien reclame si consigues demostrar parcialmente su responsabilidad.

Recuerda que cuando se trata de daños a los bienes la cosa cambia. En este caso, la culpa o negligencia es quien determina la responsabilidad. La infracción conjunta de las normas de circulación puede ser motivo para que concurra una culpa compartida.

Como propietario del vehículo hemos visto que puedes tener responsabilidad aunque no seas el conductor en el accidente. Conducir un hijo menor de edad, hacerlo sin seguro, o no haber denunciado el robo si te han sustraído el coche, son situaciones de las que deberás responder. Son unos supuestos muy concretos, pero están ahí y no debes pasarlos por alto.

¿Te ha sorprendido saber que puedes tener derecho a indemnización considerándote culpable del accidente?

Vale… Reconozco que puede ser un tema complejo, pero si me dejas tus comentarios podré ver dónde hacerlo más sencillo.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, promedio: 4,80 sobre 5)

Cargando…

Imagen: Pixabay

Descubre cómo solucionar tu problema con el seguro

Regístrate y tendrás acceso al formulario donde podrás contarnos tu problema.

Suscríbete a la Newsletter

Contenidos

Imagen tablet y móvil donde se muestran la página de recursos gratuitos

SUSCRÍBETE Y CONSIGUE MIS MEJORES RECURSOS GRATIS

Un completo catálogo de guías llenas de consejos y trucos. 

¡Además estarás al tanto de todo lo que se publique en el blog, con contenidos y promociones especiales para suscriptores!

You have Successfully Subscribed!

Imagen de la guía: Cómo dar de baja el seguro de forma eficiente

SUSCRÍBETE AHORA Y CONSIGUE ESTA GUÍA GRATIS

 

Descubre que hacer, paso a paso, para dar de baja el seguro de una forma eficiente.

¡Además estarás al tanto de todo lo que se publique en el blog, con contenidos y promociones especiales para suscriptores!

 

You have Successfully Subscribed!

Obsequios de Navidad en un saco rojo

¡CONSIGUE TU REGALO!

¡SUSCRÍBETE AHORA!

¡Y si no te gusta, elije otro! 

Estarás al tanto de todo lo que se publique en el blog, con contenidos y promociones especiales para suscriptores

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This