Big data y la industria del seguro

Cada vez que haces clic para enviar un whassapp, un tuit o pagas con la tarjeta, estás generando nuevos datos. Tu canal de televisión favorito, el contador de la luz o el gps del coche, también son una fuente de información. Un análisis optimizado de estos datos, permite elaborar...

Big Data, Inteligencias Artificial… palabras que oyes cada vez con más frecuencia. 

Según algunas estimaciones en el mundo se generan 1.700 billones de bytes de datos por minuto. Esta ingente cantidad de información procedente de diferentes dispositivos forma parte de lo cotidiano.

Piensa por un momento que cada vez que haces clic para enviar un whassapp, un tuit o pagas con la tarjeta, estás generando nuevos datos. Tu canal de televisión favorito, la lectura del contador de la luz o el GPS del coche, son una fuente de información.

Con toda esta información, un análisis optimizado de los datos, permite elaborar un retrato personalizado de cada individuo. 

¿Imaginas que se puede hacer con esa información? 

En este artículo veras que aplicaciones tiene el big data en el seguro, y cómo te va a afectar. 

Big data, ¿Qué es?

El Big Data es la gestión y el análisis de enormes volúmenes de datos que no pueden tratarse de forma convencional. En el big data caben tanto las infraestructuras, las tecnologías o los servicios creados para dar solución al procesamiento de los datos estructurados o no y recopilados a través de los diferentes elementos tecnológicos con los compartimos nuestro día a día, desde cámaras, móviles, micrófonos, escáneres, ordenadores.

El objetivo del Big Data es obtener una información estructurada partiendo del dato, permitiendo la toma de decisiones, incluso en tiempo real. Las empresas utilizan ya estos medios para conocer mejor al cliente, sus necesidades y opiniones sobre sus productos y servicios. Así pueden adecuar la forma de actuar con el cliente y como prestarle el mejor servicio.

¿Y esto que tiene que ver con los seguros?

Seguramente que también has oído hablar en los últimos años que alguna aseguradora española (Mapfre, Zúrich) está implantado un aparato GPS conectado al vehículo. Ya hay instalados y en uso unos 160.000 aparatos. Con él conocen el tiempo de uso del vehículo o los kilómetros recorridos, pero sobre todo los hábitos del conductor. ¿Para qué sirve esto? Para ajustar de una forma más eficiente las primas del seguro al riesgo real asegurado.

En el mercado anglosajón, donde denominan a este sistema “paga como conduces”, están implementando estos aparatos de tal forma que se aplican grandes bonificaciones a quienes conducen bien o recorren pocos kilómetros. Pero también sirve para penalizar severamente a quienes lo hacen mal.

En el segmento del seguro del automóvil, el Big Data puede tener una contribución destacada, haciendo posible el aseguramiento personalizado al usuario. Y porque no utilizarlo también en otros segmentos como los seguros de salud o vida. O en el área del siniestro, analizando patrones de probabilidad en la prevención del fraude

Recientemente leía en un artículo sobre un estudio realizado analizando los “me gusta” de Facebook. Los ordenadores hacen el análisis son mejores que un experto humano para predecir si el usuario fuma o toma drogas. Las aseguradoras habrían encontrado una mina de oro en este tipo de información, con esta huella digital las compañías podrán ser capaces de facilitar a sus clientes productos a medida, mucho mejores…

¿ Y más justos?

¿Dónde queda el derecho a la intimidad?

Habíamos dejado en el párrafo anterior una pregunta sin responder. La respuesta es sí. Serán más justos porque el precio se podrá establecer de manera individualizada según el cliente.

Pero también se puede quebrar el principio de solidaridad sobre el que se asienta la industria del seguro. Hasta ahora únicamente se tenía en cuenta los datos afines al colectivo (demográficos, geográficos) y no los relativos al comportamiento, los cuales, con el big data, pueden pasar a formar parte de la evaluación del riesgo.

Esta individualización de los datos puede tener como consecuencia que las aseguradoras se nieguen a suscribir un contrato de seguro. Que establezcan primas imposibles de pagar a determinados individuos cuando su huella digital determine un componente de riesgo elevado, por ejemplo: personas con riesgo genético de sufrir enfermedades graves o conductores negligentes.

Nos dicen que en Big Data no trabajan con datos directos para el análisis de la información. Es posible, pero cuando dicen de personalizar productos y servicios no hablan de colectivos con un mismo riesgo, hablan de seguros adaptados al individuo. El peaje que tendremos que pagar será la pérdida de privacidad.

Cambiamos intimidad por obtener un mejor precio en el seguro.

Para los que como yo hemos pasado mucho tiempo en la web 1.0, la incorporación a la web 2.0 me está descubriendo una forma de hacer diferente. Puedes comprobar lo te digo dándote una vuelta por Google Analytics. Se trata una herramienta de análisis que muestra una información detallada y estructurada. Con ella, por ejemplo, analizo los datos sobre el tráfico de esta página.

Qué pasaría si las grandes compañías que ahora dominan los datos y su análisis, Google, Facebook, entrasen a operar directamente en una industria que factura en torno a los treinta billones de dólares y genera unos beneficios superiores a los trescientos mil millones de dólares, desde luego no pasarían inadvertidas.

¿Cómo ves el que se puedan diseñar productos o servicios a medida? ¿Beneficia o perjudica?

Imagen de Rawpixel.com – Freepik

Blog

Artículos relacionados

Si te ha gustado este artículo, seguro que disfrutas leyendo estos otros. 

Cómo prevenirse de la ciberdelincuencia en el teletrabajo

Cómo prevenirse de la ciberdelincuencia en el teletrabajo

El coronavirus ha traído una crisis sanitaria, sin precedentes en el último siglo. Con su llegada hemos visto como las empresas han implementado el teletrabajo para dar continuidad, en lo posible, a su actividad. Y este desplazamiento del trabajo a casa ha provocado un aumento de la ciberdelincuencia.

Cómo prevenirse de la ciberdelincuencia en el teletrabajo

Cómo prevenirse de la ciberdelincuencia en el teletrabajo

El coronavirus ha traído una crisis sanitaria, sin precedentes en el último siglo. Con su llegada hemos visto como las empresas han implementado el teletrabajo para dar continuidad, en lo posible, a su actividad. Y este desplazamiento del trabajo a casa ha provocado un aumento de la ciberdelincuencia.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al rellenar el formulario das el consentimiento expreso al tratamiento de tus datos (guardar el comentario y tus datos del formulario en el blog) conforme a lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

  • Responsable del fichero: Carlos Destrada.
  • Finalidad: Gestión de los comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatario: Tus datos serán alojados en mi plataforma de hosting Webempresa (UE).
  • Derechos: Derecho al acceso, rectificación, portabilidad y olvido de los datos según nuestra política de privacidad.

OFERTA ESPECIAL

Ahora tienes la oportunidad de conversar con un experto y acceder gratis a los mejores consejos y trucos sobre seguros de la web.


He leído y acepto la política de privacidad *

 

You have Successfully Subscribed!

Solucionando un error de registro al suscriibirse

¿QUIERES HACER UNA CONSULTA AHORA?

Suscríbete, consigue acceso inmediato al formulario de consulta


He leído y acepto la política de privacidad. *

You have Successfully Subscribed!

Rellenando el formulario de suscripción

RELLENA ESTOS DATOS

Accederás gratis a todos los recursos, prácticas guías y manuales creados expresamente para ti 


He leído y acepto la política de privacidad. *

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This